• Centro Psicológico Loreto

El arte de delegar.


En el mundo de la empresa se habla mucho sobre la capacidad de delegar. Es algo que muestran los buenos líderes/jefes. Un buen líder/jefe es aquél que sabe delegar tareas porque confía en su equipo. Saber delegar implica confiar en el otro, conocerlo, conocer sus potencialidades pero a la vez sus debilidades para poder asignarle una tarea que sea acorde a sus capacidades y le mantenga motivado.

¿Cuáles son las ventajas de delegar?

  • Importante para obtener más y mejores resultados.

  • Genera motivación en el trabajo en equipo

  • Exige organización.

  • Ahorro de tiempo y alivio de la presión del trabajo.

  • Sacar más beneficio de las cualidades de cada uno.

  • Liberarse de tareas rutinarias.

¿Cuáles son los inconvenientes de NO delegar?

  • Te pierdes el talento de otros.

  • Tu sistema o método propio de trabajo, no evoluciona, y nunca sabrás si lo has hecho bien del todo o no, porque te faltan parámetros de comparación.

  • Si no dejas florecer la creatividad, si no activas la responsabilidad, si no alimentas la motivación, si no generas líderes, tendrás seguidores, y siempre es mejor liderar líderes que seguidores, porque los primeros te traerán más seguidores…

  • Son muchos los directivos y responsables que son incapaces de delegar, fatigándose en el intento de controlarlo todo, perdiendo de vista el objetivo de la empresa, generando cuellos de botella que dificultan la consecución de éste y frustrando a sus dirigidos por no hacerlos sentir valorados.

Entonces ¿por qué nos cuesta delegar?

  • Creemos que sólo nosotros podemos hacerlo bien: Creemos que nuestro estándar es el correcto. En consecuencia, preferimos hacerlo nosotros, cuesta menos tiempo hacerlo que explicar a otro lo que tiene que hacer

  • Si lo hacemos nosotros, resaltamos y nos convertimos en indispensables: en muchas empresas parece que solo se lleva el mérito el que haya sido visto haciendo algo. Y si nos ven haciendo “cosas”, nos ven como muy trabajadores.

  • Tenemos miedo a perder el control: Es natural que como líderes queramos mantener el control y delegar es entregar parcialmente el control.

Sin embargo, hay que tener cuidado para no pasarnos en el arte de delegar porque entonces podemos convertirnos en escaqueadores. Si delegamos demasiado podemos convertirnos en prescindibles en una empresa, total si nosotros no hacemos nada, solo mandamos hacer. Podemos y debemos delegar tareas pero NUNCA responsabilidades porque en el arte de delegar, siempre debe estar presente la capacidad de supervisar las tareas delegadas y en esta supervisión hacernos responsable de los resultados.

Como reflexión final y llevando el concepto de delegar a nuestra vida diaria me gustaría que pensáramos sobre esta imagen:


¿Qué os sugiere?

Si relacionamos con todo lo que se ha dicho en este post, nos quedamos con la idea de SÍ a delegar tareas pero NO a delegar responsabilidades, NO a delegar nuestras decisiones, NO a permitir que otros sean los que tomen las riendas de nuestras vidas.

Renata Sarmento | Psicóloga Col. Nº M-25389

Centro Psicológico Loreto Charques

Fuente:

https://www.liderazgohoy.com/el-arte-de-delegar/

http://procedimientoconstructivoardila.com/no-delegar-error-jefe-de-obra/

#delegar #confianza #empresa #directivos #motivación #coaching #responsabilidades

  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

2020 © Centro Psicológico Loreto Charques, S.L.P.U. C/ Poeta Joan Maragall, 49. 1º C (Antigua Capitán Haya) 28020 Madrid (España) 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies