top of page
  • Foto del escritorCentro Psicológico Loreto

Cefaleas tensionales, o cuando las emociones hacen presión.


Cefaleas tensionales
Cefaleas tensionales

Cefaleas tensionales, o cuando las emociones hacen presión.

A lo largo de nuestra vida es rara la persona que nunca ha sufrido de un dolor de cabeza. Lo que muchos desconocemos es que la causa de la mayoría de estos dolores son las #emociones.


Tipos de cefaleas.


Se considera que se pueden diferenciar dos grandes bloques:


  • Primarias: El dolor de cabeza constituye la patología en sí misma, y no sólo es un síntoma. En la cefalea primaria no hay datos de que el dolor sea causa o sea parte de otra enfermedad. A este grupo pertenecen la gran mayoría de los dolores de cabeza. Las cefaleas más conocidas de esta categoría son la migraña y la cefalea tensional.

  • Secundarias: El dolor de cabeza es un síntoma provocado por otra enfermedad (por ejemplo por enfermedades neurológicas, infecciosas, renales, etc).


Cefaleas tensionales:


Las cefaleas más comunes son las tensionales y:


  • Su curso puede ser muy diverso, unos la padecen sólo en momentos difíciles de su vida, otros de manera frecuente y en algún caso hasta pueden llegar a cronificarse.

  • Manifestaciones: Pueden manifestarse como simple dolor o molestia en la cabeza, pero también en el cuero cabelludo o cuello.

  • Causas: El dolor es una consecuencia de la tensión muscular de las zonas donde se tienen las molestias, al contraerse y tensionarse. Aunque esta tensión puede tener un origen físico (por ejemplo por traumatismo) su origen con mucha frecuencia es de otro carácter y se encuentra muy ligado a nuestros estados emocionales. Se convierte en una manera de responder al estrés, a la sintomatología depresiva o ansiedad.


En definitiva se considera que la cefalea tensional es una cefalea primaria. Las investigaciones sacan a la luz la relación directa entre este tipo de dolor y las emociones displacenteras y el estrés.

Los datos que posee la OMS calculan la prevalencia mundial de la cefalea en adultos es del 50 % aproximadamente. La cefalea tensional se corresponde con el 80% de los casos.


Consecuencias de las cefaleas tensionales en nuestra vida diaria: No hay que perder de vista que puede afectar de manera significativa a la calidad de vida de las personas, llegando a condicionarla. Así, pueden afectar en diversas áreas:


  • A nivel físico, aumentando cansancio, disminuyendo la actividad física y afectando al sueño.

  • A nivel laboral o académico, dificultando la capacidad concentración o produciendo mayor fatiga, y disminuyendo el rendimiento en general.

  • A nivel social y familiar, disminuyendo la actividad socializadora, tendiendo al aislamiento y deteriorando la convivencia o la calidad de las relaciones.

  • A nivel emocional, agudizando la tristeza, irritabilidad, ansiedad y malestar.

  • A nivel general, con disminución o pérdida de capacidad para disfrutar de actividades antes placenteras, fomentando distorsiones cognitivas y pensamientos anticipatorios sobre el malestar y sus consecuencias.


¿Cómo puede un psicólogo ayudarme a tratar el dolor de cabeza tensional?


Las técnicas que la Psicología utiliza habitualmente se basan en los tratamientos de gestión emocional y prevención del estrés. Así encontramos:


  • Técnicas de Biofeedback: instrumentos que nos ayudan a identificar el grade de tensión que tienen nuestros grupos musculares en la cabeza mediante la colocación de electrodos. De ahí vamos aprendiendo a reducir dicha tensión.

  • Técnicas de disminución de la activación y relajación: herramientas para reducir la tensión muscular. Hay numerosas técnicas y quizás las más utilizadas son la Respiración diafragmática que resulta fácil de generalizar a cualquier situación cotidiana, y La técnica de Relajación Muscular Progresiva de Jacobson que ayuda a promover estados de relajación mediante el reconocimiento de la sensación de tensión-distensión muscular de todo nuestro cuerpo.

  • Técnicas de Reestructuración Cognitiva: son unas de las técnicas más eficaces que consiste en hacer más flexibles las creencias poco ajustadas a la realidad a través de la detección de pensamientos automáticos y desadaptativos que generan, perpetúan o agudizan emociones displacenteras. Se potencia el diálogo interior que pone en cuestión esos pensamientos.

  • Técnicas de Regulación Emocional: se trata de un aprendizaje basado identificar, aceptar y analizar sus estados internos. Se trata de fomentan una experiencia emocional integral, de aceptación y manejo adecuado, tanto de emociones placenteras como displacenteras.

  • Técnicas de Gestión del Tiempo, Resolución de problemas y afrontamiento: técnicas para la mejora de la organización para resolver problemas cotidianos y los más complejos, así como para desarrollar estrategias que ayuden a afrontarlos con control y seguridad. Todo ello con el objeto de fomentar espacios para disminuir el estrés y la sobrecarga laboral/familiar y permitiendo dar lugar a actividades de ocio o autocuidado.

  • Técnicas de Modificación de Conductas para desarrollar estrategias para promover el cambio y los hábitos de vida saludables.


Como conclusión general, si sufrimos de dolores de cabeza y somos diagnosticados de cefalea tensional, es importante recordar que acudir a un psicólogo especializado es considerado uno de los mejores recursos para conseguir una mejoría significativa de nuestra dolencia.


Ana Ruiz Montoya

Psicóloga Col. Nª Col. 16245

Centro Psicológico Loreto Charques

Comments


bottom of page