• Centro Psicológico Loreto

Resiliencia, cambio y adaptación.



Actualmente vivimos momentos de mucho estrés, desconfianza, incertidumbre y muy poco contacto social; la #pandemia nos ha traído mucha duda y aislamiento, lo que ha aumentado las dificultades para relacionarnos con los demás y gestionar las emociones correctamente.


Mucha gente cercana a nuestro alrededor ha fallecido o ha tenido pérdidas grandes en salud y no hemos tenido la oportunidad de vivir duelos.


Hablamos mucho de #resiliencia una preciosa palabra muy difícil de procesar y en estos tiempos complicado asumirla.


La resiliencia se entiende como la capacidad de un ser humano para enfrentar una pérdida como puede ser la muerte de un ser querido, una pérdida de salud, un accidente, situaciones complicadas, etc. Estas situaciones dotan a las personas de las herramientas necesarias para afrontar situaciones semejantes en un futuro.


Sin embargo, en estos momentos dada la amenaza que vivimos, es complicado ser resiliente.


Las características que tiene una persona resiliente son éstas:


  • Generalmente son personas creativas con la habilidad para encontrar soluciones rápidas ante cualquier situación nueva.

  • Se rodean de gente optimista que les aporta un gran desarrollo personal, social y emocional, no hay cabida para la negatividad.

  • Su sentido del humor no tiene igual, son personas cálidas, que reaccionan ante cualquier situación con total calma y amor hacia ellos mismos y a los demás.

  • Se preocupan por el aquí y el ahora, lo pasado ya está fuera y el futuro aún no ha llegado solo se centran en el presente.

  • Se adaptan fácilmente a cualquier situación, en ellos no cabe la rigidez.

  • Son personas con objetivos claros capaces de reconocer sus virtudes y debilidades; de saber hasta dónde pueden llegar y que beneficios pueden obtener.

  • Esta claridad a la hora de marcarse los objetivos permite que los logren sin presión.

  • Tienen una percepción de sí mismos acertada confían en sus habilidades y saben cómo explotarlas, así establecen objetivos y metas claras para conseguir lo que se proponen.

  • Cuando cometen errores son capaces de encontrar el lado positivo ya que cada error es una gran oportunidad de “aprendizaje” siendo su posición realista y objetiva.

  • Tienen un buen concepto de sus emociones, saben interpretarlas y son capaces de procesar con facilidad toda la información que les da cada una de ellas.

  • No se dan por vencidos, creen que todas las metas son alcanzables con constancia, objetivos claros y tienen gran perseverancia.


Imagínate la capacidad que tienen las personas resilientes para enfrentar situaciones del tipo de la pandemia.


Las personas resilientes son muy sociables y empáticas, pero la pandemia está dificultando mucho el acercamiento a los demás por el miedo a que peligre su salud o la de sus seres queridos.


Así que algunos consejos para recuperar esa resiliencia serían los siguientes:


  • NO HAY QUE PREOCUPARSE, SINO OCUPARSE”.

  • Toda crisis es una oportunidad para lograr un gran aprendizaje, los problemas se superan y son parte de la vida.

  • Hay que planificar los objetivos con sus pros y contras y asumir las consecuencias de todos los actos necesarios para lograrlos.

  • Mirar desde lejos los problemas, con perspectiva, y orientar la solución hacia el futuro y hacia una vida plena.

  • Al tomar una decisión hay que ejecutarla hasta el final, con todas sus consecuencias, asumiendo lo positivo y negativo y aprendiendo de ello.

  • Trabajar tus fortalezas y virtudes te ayudará a encontrar una visión positiva de ti misma.


¿Y tú, eres una persona resiliente o te gustaría serlo?


Paola Porrúa Ocejo

Psicóloga Col. Nº M - 21274

Centro Psicológico Loreto Charques

137 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo