top of page
  • Foto del escritorCentro Psicológico Loreto

Cómo fomentar la Autoestima.



Todos sabemos la importancia de tener una buena #autoestima, como base de equilibrio en la adquisición de una personalidad sana.


También damos por hecho que es en los primeros años de vida cuando esta se adquiere, y que es principalmente la familia y en segunda instancia, el centro educativo, los que van a marcar el rumbo hacia un lado u otro.


Pero qué ocurre cuando no ha habido “suerte” y esos periodos de la vida tan importantes, no han contribuido a que esta se desarrolle adecuadamente… ¿Es posible restaurarla o peor aún, construirla desde cero, en la vida adulta?


La respuesta es afirmativa.


¿Y qué podemos hacer, para que dependa de nosotros, para adquirir algo que es tan importante, pero tan difícil a la vez, si no tenemos una buena base?


Una de las cosas más importantes es cuidar el lenguaje, es decir, ver cómo nos hablamos, porque si observamos nuestros pensamientos internos, nos sorprendería las cosas tan duras que nos decimos, o el poco cariño con el que nos tratamos…


Para conseguir esto, basta que nos pongamos en el lugar de alguien a quien amamos, y recordemos cómo le tratamos. Si es tan fácil expresar amor a personas que son importantes en nuestra vida, ¿Cómo es posible que no hagamos lo mismo con nosotros?…


Otra cosa no menos importante es aceptarnos tal y como somos, porque solo desde la aceptación, vamos a poder querer al conjunto de lo que somos, sin tener que esconder o disfrazarnos de alguien que nada tiene que ver con nuestra esencia.


De aquí surge la importancia de ser auténticos, o lo que es lo mismo, ser coherentes entre lo que pensamos, sentimos y hacemos, sin querer agradar a nada, ni a nadie, sino por respeto a nosotros mismos.


No podemos olvidar, que para todo lo anterior, uno tiene que conocerse bien a sí mismo, auto observarse, darse tiempos de reflexión y cuidado físico y psicológico, y más aún, descubrir qué es lo que queremos en la vida y hacia donde vamos. Un barco sin timón ira siempre a la deriva, pero si yo sé cuál es mi rumbo, podré manejar las velas de modo que el viento me lleve a la consecución de todo aquello que deseo.


Por supuesto, todo esfuerzo tiene una recompensa, y darnos un premio de vez en cuando, refuerza la importante idea de ser merecedor de ello.


Espero haberos ayudado con este resumen de algunas de las cosas más importantes del amor hacia uno mismo.


María Jurado Madico

Psicóloga Col. N.º M-08685

Centro Psicológico Loreto Charques

Comments


bottom of page