top of page
  • Centro Psicológico Loreto

Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus.

¿Te suena este libro?

En muchas sesiones mis pacientes preguntan: ¿Por qué no entiendo a mi marido? o ¿Por qué no entiendo a mi mujer, no entiendo a mi hija /o?... ¿Por qué no me entienden?


Pues es muy simple, nuestra morfología cerebral está diseñada para un funcionamiento distinto y no es imposible desarrollar las mismas tareas, pero sí llevarlas a cabo de la misma forma y es que, para lo que las mujeres tienen mucho interés, para los hombres tiene otro y viceversa; eso no quiere decir que uno u otro este mal, simplemente debemos entender que nuestra forma cerebral es distinta.


Cuando comencé la carrera de psicología me topé con este libro y me encantó; me parece una forma muy sencilla de entender el cómo se desarrolla nuestro cerebro en comparación del masculino. Es total y absolutamente diferente, no tenemos nada que ver y esto es porque la estructura cerebral entre hombres y mujeres se desarrolla de manera diferente y a la vez hace que nuestro comportamiento sea tan diferente y lo que a veces es importante para uno no lo es para el otro.


Mientras las mujeres necesitamos hablar en todo momento para sanar algo que nos ha pasado, los hombres se meten en una gran cueva de las que les es imposible salir, así que en ocasiones suele pasar que no nos #sentimos #escuchadas, #contenidas, #comprendidas, #reconocidas, #amadas y #sostenidas ya que no recibimos lo que a nuestro parecer deberíamos haber recibido; mientras que los hombres esperan una instrucción más concisa, específica.


Las mujeres intentamos resolver cualquier cuestión pasando de la A a la Z para llegar a la B, mientras que los hombres consiguen llegar a la B haciendo un solo paso y es que nuestro cerebro necesita analizar todos los pasos para dar la respuesta que nos parece más acertada; mientras que el cerebro masculino suele ser más analítico y no darle tantas vueltas a todo lo que está a su alrededor; este artículo no tiene como finalidad el que nadie se sienta agredido, sino todo lo contrario, entender porque a veces las relaciones interpersonales son tan complicadas y las relaciones entre sexo femenino y masculino en ocasiones son tan complicadas.


En ocasiones pareciera que hablamos diferentes idiomas sin darnos cuenta de que, en ocasiones, necesitamos un simple traductor llamado #COMUNICACIÓN Y #EMPATÍA. Podemos hablar el mismo idioma, pero no con la misma entonación ni significado, por esta razón es tan importante aprender a comunicarnos y ponernos en los zapatos del otro. En este camino es importante darnos cuenta de que podemos equivocarnos, pero podemos aprender de nuestros errores, que en toda relación necesitamos amor para comunicarnos asertivamente con el otro y transmitirle lo que realmente necesitamos, al mismo tiempo que el receptor está abierto para comprender lo que se está transmitiendo.


Las relaciones interpersonales son complicadas, pero no imposibles, si tomamos en cuenta que todos somos diferentes podemos encontrar la riqueza que nos proporciona el entender la particular forma que tenemos cada uno de poder expresar nuestros #sentimientos, #acciones y #reacciones.


Les dejo el enlace del libro para que sean ustedes mismos quienes juzguen el cómo nuestro funcionamiento es distinto, es un lectura fácil, divertida y rápida en la que estoy segura no se sentirán indiferentes:


Link de descarga del libro:

https://freeditorial.com/es/books/los-hombres-son-de-marte-las-mujeres-son-de-venus/downloadbookepub/pdf


Paola Porrúa Ocejo

Psicóloga Clínica, neuropsicóloga y Psico-oncóloga.

Centro Psicológico Loreto Charques.

N.º de Col.: M-21274

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page