• Centro Psicológico Loreto

¿Qué es realmente la atención?



Vivimos en un mundo en el que tenemos diferentes #estímulos que nos hacen desarrollar la atención.


Pero todos los procesos atencionales se ven comprometidos con un montón de cosas, como son nuestras emociones, la concentración, el nivel de actividad, ansiedad... y durante muchos momentos de nuestra vida se puede ver afectada, por estas razones; pero podemos recuperarla con un buen descanso y procurando tener hábitos saludables.


También puede verse afectada por diferentes patologías como son la esquizofrenia, lesiones cerebrales debidas a traumatismos craneoencefálicos, ICTUS, trastornos, etc.


Pero, ¿Qué es realmente la atención?


Es la capacidad de seleccionar y concentrarse en un estímulo. Al ser un proceso cognitivo nos permite centrarnos y orientarnos en lo relevante para procesarlo y responder consecuentemente.


La atención podemos dividirla en:


  • Atención Sostenida: es la capacidad de mantener el foco atencional durante un largo periodo. Cuando encontramos alteraciones en esta función puede provocarnos fatiga o disminución del rendimiento en la tarea.

  • Atención selectiva: es la capacidad de centrarnos en un estímulo o actividad en concreto en presencia de otros estímulos distractores. La afectación de ésta provoca distractibilidad.

  • Atención alternante: es la capacidad de cambiar de tarea de manera fluida manteniendo el foco atencional. Las alteraciones en la atención alternante provocan una perseverancia en las respuestas y conductas difíciles de modificar y flexibilizar.

  • Atención dividida: es la capacidad que tiene nuestro cerebro para atender diferentes estímulos o tareas al mismo tiempo, dando respuesta a múltiples demandas del ambiente. Las alteraciones en este tipo de atención provocan dificultad para realizar tareas de manera simultánea, da igual que sean cosas fáciles. La capacidad atencional puede afectarse y esto provocar muchas dificultades al realizar las actividades de la vida diaria. (AVD), da igual que seamos niños, adolescentes o adultos.


Si notas en tu día a día dificultades para mantener cualquier tipo de actividad atencional sería conveniente acercarte a un profesional. En la mayoría de los casos puede ser algo transitorio, pero en otros casos es permanente y debemos entrenarnos con diferentes herramientas para conseguir mejorarla.


La atención nos ayuda a completar todas las tareas que cumplimos en un día, sin ella no tenemos control del tiempo, de nuestra organización, y se ven afectadas otro tipo de funciones cognitivas.


Si quieres saber más sobre diferentes funciones cognitivas y cómo funcionan en cada momento te invito a seguir estas publicaciones y a descubrir las maravillas de nuestro cerebro.


Paola Porrúa Ocejo

Psicóloga Col. Nº M - 21274

Centro Psicológico Loreto Charques

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo