• Centro Psicológico Loreto

GaMERs



Seguro que tu #hijo te ha dicho en algún momento que quiere ser “#gamer” y tú no le has prestado mucha atención. Hazlo, porque más allá de ser una potencial fantasía de cómo ganarse la vida jugando a videojuegos, existe un fenómeno muy potente que llega para quedarse, y del que si no te ocupas, se ocupará de ti más pronto que tarde.


El mundo de los #videojuegos ha tenido un desarrollo exponencial durante la pasada década, acaparando cada vez más seguidores entre los públicos de todas las edades. El fenómeno de la crisis sanitaria -y confinamientos unidos a ella- ha incrementado el número de aficionados y horas de juego por el mero hecho de pasar más tiempo en casa, viéndose reducido aún más el tiempo dedicado a otros tipos de ocio quizás más saludables.


Por ser claros e ir al grano en el asunto Gamer; el fenómeno de los videojuegos unido a plataformas como #Youtube, ha generado un nuevo estilo de vida conocido como “Gamer”. Este concepto está vinculado a jugadores adultos-jóvenes que, manteniendo una estética adolescente, juegan on line haciendo una duplicación de su pantalla para que el que observa el directo o vídeo colgado en plataformas como youtube pueda seguir una partida como si la estuviese disfrutando él mismo. El gamer comparte su juego y, lo que es más importante, su vivencia, ya que comenta simultáneamente su partida con el espectador desarrollando una jerga “gamer”.


El contexto del actual gamer es el siguiente: juega desde su casa en un espacio personal, en un contexto de riqueza y abundancia de espacio tecnológico y complementos game; conecta con sus seguidores del mundo de los videojuegos ofreciéndoles un estilo de vida, proyectando una imagen despreocupada de como de ganarse la vida, un lenguaje y compadreo de correspondencia mutua de herencia anglosajona que incluye favores entre jugadores afines del juego y desvalorización de otros jugadores -usando en ocasiones una jerga que se aproxima al linchamiento-. Si te has preguntado dónde ha aprendido tu hijo una nueva actitud comunicativa, relacional y de valores, o por qué sueña con un estilo de vida o de futuro trabajo desde casa bajo la ley del mínimo esfuerzo, no lo dudes, seguramente será copia del modelo que le ofrece su gamer favorito.


Hay que destacar en este punto que un adolescente puede pasar enganchado a videojuegos más horas del día de las que sospechamos desde la aparición del fenómeno gamer, ya que “después de su sesión de Play”, continuará en modo “jugador pasivo” o “simulación de juego compartido” siguiendo la partida de su gamer favorito, en el que su cerebro no desconectará del entorno tecnológico y juego on line.


Este reciente fenómeno de los hijos visionando Gamers ha potenciado más si cabe el síndrome de “niño marqués”, ya que se construye inevitablemente una burbuja de la que difícil sacarle para que colabore en casa o atienda a sus responsabilidades. Encontramos cada vez más frecuentemente en el despacho padres y madres desesperados que convierten sus vidas en un sinvivir al recordar (perseguir) constantemente a sus hijos para que colaboren haciendo su cama, recojan su ropa, pongan o quiten la mesa, atiendan sus mascotas o sus deberes diarios... Este “niño o niña marqués” desarrolla una adicción tecnológica desde la que percibe que se le molesta si se le recuerda lo importante y necesario, ante lo que contesta de manera absolutamente tosca o violenta a sus padres cuando interfieren su “visionado game”.


Hay que añadir que últimamente están cobrando mucha importancia otros portales distintos a youtube que potencian la transmisión de directos de estos mismos gamers. Entérate bien de algunos de ellos, en los que también abundan gamers que hacen más de lo mismo o peor, porque todavía estas plataformas no cuentan -debido a su reciente aparición- con políticas suficientemente articuladas y sólidas para defender a los potenciales suscriptores de visionados altamente tóxicos, de escasa calidad, con lenguaje soez de manera más que normalizada.


Para mayor pena, lo único que obtienen estos vídeos de una u otra plataforma por parte de sus seguidores son likes y perduran sin feedback negativo ni penalización al gamer por parte de la plataforma.


Por darte algún consejo concreto:


  • Establece horarios tecnológicos con tus hijos.

  • Establece claves o patrones en las tablets para que su uso sea un poco más restringido o discriminado.

  • Desaconseja el visionado de gamers y vigila los más insanos para directamente prohibirlos.

  • No permitas que tu hijo desatienda sus responsabilidades en casa y genere adicción temprana a las tecnologías.

  • Se asertivo con tus hijos. Establece límites en cuanto al uso tecnológico, afianza las responsabilidades diarias y refuerza un estilo sano de comunicación que desarrolla contigo.


#Precaución, #asertividad y #ánimo con los hijos ante el fenómeno GaME.


Sergio Algar Villa | Psicólogo Col. Nº M-22702

Centro Psicológico Loreto Charques

Entradas Recientes

Ver todo