top of page
  • Foto del escritorCentro Psicológico Loreto

Trastorno de conducta alimentaria (TCA)



El #TCA ha existido siempre, pero la forma de diagnosticarlo ha cambiado totalmente, hoy en día vemos tanto chicos como chicas se enfrentan a este trastorno, donde el principal problema es una distorsión de la realidad de sí mismos.


Vivimos en un mundo en donde se mide a las personas por el físico, la delgadez extrema se sobrevalora y se le da un peso que no es real; antiguamente se identificaba más al sexo femenino que al masculino; pero hoy en día el sexo masculino también está muy involucrado en este trastorno.


El DSM – V clasifica a los trastornos de conducta alimentaria más comunes de la siguiente manera:


  • Anorexia nerviosa (AN).

  • Bulimia Nerviosa (BN).

  • Trastorno por atracón (TA).

  • Purgas.

  • Síndrome de alimentación nocturna.


También podemos considerar las formas atípicas que presentan un cuadro clínico que cursa con angustia o deterioro de la vida social, no cumpliendo los criterios de un TCA puro. Y por último tendríamos a los TCA no especificados donde se incluye todo lo demás catalogado como TCA pero no incluido en lo anterior.


Los TCA se consideran trastornos mentales y es común que no sean puros ya que suelen asociarse con otro tipo de patologías psiquiátricas y médicas que podrían hacer más difícil el diagnosticar y tratarlos adecuadamente.


Suele relacionarse con trastornos del estado de ánimo y ansiedad, trastornos obsesivos compulsivos, fobia social, déficit de atención y o hiperactividad, trastorno negativista desafiante, abuso de sustancias y consumo de alcohol y drogas.


Las personas más vulnerables para presentar este tipo de trastorno suelen tener manifestaciones físicas o somáticas que pueden asociarse al sobrepeso, obesidad, celiaquía y diabetes mellitus; también se asocia al riesgo de autolesiones, comportamientos suicida y mortalidad.


Su tratamiento debe ser global ya que debemos tratarlo tanto a nivel físico, psíquico y emocional. La familia es un apoyo incondicional que hará que el tratamiento sea más efectivo y que el paciente tenga más posibilidades de rehabilitarse; y aunque un TCA siempre será un TCA hay muchos casos de éxito donde salen adelante. Pero su ambiente social debe de estar también presente en su tratamiento y modificarse a la hora de enfrentarse al mundo exterior.


Los medios de comunicación y las redes sociales tienen un peso importante al desarrollar la enfermedad; sin olvidar que el ámbito social también está muy relacionado.

Una de las cosas que debemos comenzar a trabajar es el #autoconcepto y la #autoestima ya que este se encuentra tan pobre de conocimiento que deposita su concepto en otros y les da el poder de opinar en todo momento acerca de su aspecto físico.


Si conoces a alguien que actualmente pase por este trastorno acércate, valora su físico, sus características positivas, fomenta su autoconcepto y ayúdale a relacionarse de forma sana con los alimentos. La detección precoz es de suma importancia para un buen desenlace.


Valora tu cuerpo, tu ser, tu forma de utilizar la comida como recurso de nutrición, amor propio, recuerda que todos somos maravillosos tanto por dentro como por fuera, finalmente nuestro cuerpo es la carcasa que nos envuelve y eso acaba, alimenta tu mente, tus emociones, tus pensamientos, eso te acompañara toda la vida.


Feliz semana.


Paola Porrúa Ocejo

Psicóloga Col. Nº M-21274

Psicóloga, Neuropsicóloga y Psico oncóloga

Centro Psicológico Loreto Charques

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page