top of page
  • Foto del escritorCentro Psicológico Loreto

Predisposición de las personas con TDAH y consumo de sustancias. Una perspectiva Integral.


Predisposición de las personas con TDAH y consumo de sustancias.
Predisposición de las personas con TDAH y consumo de sustancias.

Predisposición de las personas con TDAH y consumo de sustancias. Una perspectiva Integral.


El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (#TDAH) es un trastorno neurobiológico que se caracteriza por dificultades en la #atención, #hiperactividad e #impulsividad. No está directamente relacionado con las adicciones, pero se han observado que las personas con TDAH pueden tener un mayor riesgo.


El TDAH puede influir en las #adicciones de varias maneras. Las personas con TDAH pueden tener una mayor vulnerabilidad a desarrollar adicciones debido a sus dificultades en el control de impulsos y la búsqueda de estimulación. Además, pueden experimentar dificultades en la autorregulación emocional, lo que puede llevar a buscar alivio y evasión en el consumo de sustancias y convertirse a su vez en una adicción que lleva consigo continuas entradas en bucle, procrastinación, evasión, falta de control de impulsos, entre muchas otras cosas más.


A través de muchos estudios sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y las adicciones a sustancias o comportamientos compulsivos, se intenta comprender cómo afectan e interactúan de forma negativa en las personas que lo padecen y se encuentran en consumo.


  • TDAH: Más allá de la falta de concentración y la Hiperactividad.

Como ya definimos el TDAH más arriba me gustaría señalar que se caracteriza por la dificultad de mantener la atención, impulsividad y exceso de actividad. Sin embargo, es crucial reconocer que el TDAH no es simplemente una cuestión de falta de concentración; También implica dificultades en la autorregulación emocional y la toma de decisiones.


  • Vulnerabilidad al desarrollo de adicciones.

Personas con TDAH pueden presentar una mayor vulnerabilidad hacia el desarrollo de adicciones. La impulsividad y la búsqueda de estimulación son componentes claves del TDAH que pueden predisponer a alguien a experimentar con sustancias adictivas o comportamientos compulsivos para obtener una gratificación inmediata.


  • Automedicación y adicciones.

La automedicación es un fenómeno común entre aquellos que padecen TDAH. Ya que los que lo padecen pueden buscar sustancias que temporalmente alivien sus síntomas, ya sea para calmar la mente hiperactiva y conseguir relajarse o para mejorar la concentración. Este comportamiento puede evolucionar hacia patrones adictivos si no se aborda de manera adecuada y con la supervisión pertinente del área de psiquiatría o neurología; además si se acompaña de #terapia para conseguir ayudar a minorizar la sintomatología podemos conseguir que las personas lleguen a un ajuste en sus vidas; dependemos de muchas cosas para llevar con éxito el tratamiento, pero uno vez que encontramos justo el necesario para esa persona, se consiguen grandes resultados.


  • Comorbilidad y Desafíos diagnósticos.

La comorbilidad entre el TDAH y las adicciones presenta desafíos en el diagnóstico y tratamiento. La presencia de uno puede enmascarar los síntomas del otro, complicando la identificación precisa y la intervención efectiva.


  • Juegos online y TDAH: Una relación muy controvertida.

El auge de los juegos en línea ha generado en los últimos tiempos un debate sobre su impacto en los individuos con TDAH. Si bien algunos encuentran en los juegos una vía para canalizar la hiperactividad y mejorar la concentración, otros pueden caer en patrones adictivos, utilizando el juego como una forma de escape a los desafíos que se le imponen a diario.


  • Enfoque Terapéutico Integral.

Existen muchas formas de tratar ambos, sin embargo al existir esta comorbilidad entre ambos debería implicarse estrategias terapéuticas que aborden tanto los síntomas del TDAH como las conductas adictivas. La terapia cognitivo-conductual, la educación sobre el TDAH y las técnicas de autorregulación emocional son fundamentales para tratar ambas patologías.


En conclusión es difícil desentrañar la complejidad entre el TDAH y las adicciones y se pasa por muchas fases. Reconocer está interconexión es crucial para proporcionar intervenciones personalizadas que aborden tanto las necesidades específicas de TDAH como los desafíos asociados a las adicciones. Un enfoque holístico y colaborativo entre los profesionales de salud mental y médicos es esencial para guiar a aquellos afectados hacia una vida equilibrada y saludable.


Sin duda es un camino complicado y difícil, pero no imposible; así que si te sientes identificado con este artículo busca un tratamiento multidisciplinar. No te desmotives porque ante todo esta tu Salud mental.


Que tengan un bonito día.


Paola Porrúa Ocejo

Psicóloga, Neuropsicóloga y Psicooncológa

Centro Psicológico Loreto Charques

N.º de Col.: M- 21274

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page